casting, casting actor

Mi pared


Toni siempre ha sido muy mujeriego. Ahora acaba de casarse con Marta. En este momento están terminando de pintar las paredes de la nueva casa que han comprado.

TONI:  Las hemos pintado todas del color que tú has querido (corrige), del color que hemos querido; vamos a poner los muebles que los dos hemos elegido; esta es el piso que los dos quisimos. Es nuestro piso, sí. Y estoy contentísimo. Pero ésta… va a ser mi pared. Ya lo hemos hablado, cariño. Me diiiste que sí. Respétamelo, por favor. Y ahora la pintaré de color rojo. No te he pedido opinión, y no lo haré. Será roja. Igual dentro de unos meses me canso del rojo y la pinto de color verde o violeta o marrón, no lo sé. Y no te pediré opinión. Simplemente, la pintaré. Ése fue el trato. Es una estúpida pared. Metro y medio por no sé cuanto de alto, es la más pequeña de la casa… pero la necesito. Necesito que esta pared sea mía y solo mía, poder pintarla del color que quiera, cuando quiera, sin avisarte de que la voy a pintar, sin contártelo luego. Total, no se ve, ¿quién va a entrar aquí? Es un piso precioso, lleno de preciosas paredes color crema, con preciosos muebles de diseño, en un barrio precioso, lleno de niños y columpios; tendremos niños, claro que sí. Pero ésta será mi pared. Si no te gusta no la mires, cariño. Te quiero. No la mires. Seremos felices.

Anuncios